8 de junio, Día Mundial de los Océanos

La degradación de los océanos no tiene precedentes y requiere acción de ciudadanos y gobiernos, así como mayor colaboración internacional.

Con motivo del Día Mundial de los Océanos, Oceana hace un llamamiento a que ciudadanos y gobiernos unan sus fuerzas como única posibilidad de recuperar los mares y la vida marina. Ante la presencia de plásticos en lo más profundo del océano, un tercio de poblaciones de peces en sobrepesca e industrias destrozando los hábitats marinos, todo el mundo debe contribuir a preservar los océanos.

“Los océanos nos pertenecen a todos y salvarlos debe ser un esfuerzo conjunto de ciudadanos y gobiernos de todo el planeta. Desde reducir el consumo de plástico a participar en limpiezas de playas, estamos viendo un movimiento global que demanda que cuidemos de los mares y la vida marina”, explica Pascale Moehrle, directora ejecutiva de Oceana Europa. “Es hora de que los políticos se conviertan en líderes y se pongan de acuerdo en medidas para pescar sosteniblemente, frenar la contaminación y proteger los ecosistemas marinos”.

En los últimos años se han sucedido numerosos avances políticos para hacer frente a los problemas del océano, pero el ritmo al que se ponen en marcha las medidas es demasiado lento para detener la pérdida de biodiversidad marina. Los problemas globales requieren soluciones globales: sin reducir el calentamiento global no se pueden preservar los arrecifes de coral, del mismo modo que no se pueden salvar los tiburones si unas flotas los capturan de forma sostenible y otras no.

El Mediterráneo, un punto caliente de biodiversidad, atraviesa una crisis medioambiental. Solo dos especies (atún rojo y pez espada) tienen límites de capturas acordados internacionalmente. La pesca al estilo del salvaje oeste lo ha convertido en el mar con mayor nivel de sobrepesca en el mundo, según la FAO. La pesca pirata dentro de áreas protegidas y el uso de redes de deriva ilegales (las llamadas “cortinas de la muerte”, prohibidas por la ONU hace treinta años) agudizan la situación. Es necesario que la cooperación regional sea real para hacer frente a la crisis medioambiental del Mediterráneo.

www.unworldoceansday.org