El barco contra el cáncer salva a un navegante

El Ocean Dream suministró el pasado viernes comida y agua al aventurero italiano Darío Noseda, quien está cruzando el Atlántico en solitario a bordo de una embarcación de la clase Star, de 7 metros de eslora.

Eran las cinco de la tarde del viernes cuando el Ocean Dream recibió por radio un mensaje de auxilio en el que el navegante italiano solicitaba ayuda, ya que llevaba varios días sin pescar y se había quedado sin agua y comida. Según relató, un fuerte temporal le dejó sin electrónica, circunstancia que habría ralentizado su marcha y provocado que se quedara sin víveres. Noseda zarpó de Tenerife el pasado 12 de noviembre con rumbo a Barbados en un Star adaptado por el mismo para travesías de altura.

El Ocean Dream, a bordo del cual navegan cuatro mujeres y dos hombres que han sufrido un cáncer y están cruzando el océano para recaucdar fondos contra esta enfermedad, acudió inmediatamente a socorrer al navegante. Darío Noseda navegaba unas millas por delante del velero español. Elena Piña, la tripulante que habló por radio con el navegante en apuros, asegura que le dijo que no tenía fuerzas ni para arriar la mayor porque llevaba tiempo sin comer.

“Cuando nos hemos acercado para tirarle el agua y la comida, hemos flipado, este hombre sí que es un valiente”, explica Elena. “Después de mucha maniobra, ha conseguido cazar los dos petates de agua y comida. Luego nos ha llamado por radio para decirnos que le hemos salvado la vida y que quería que supiéramos que era el primer Star en cruzar el Atlántico si lo conseguía. Me ha pedido que le escriba a su mujer, que le espera desde hace dos días en Martinique y que le diga que está bien”. El Ocean Dream calcula llegar a Martinique entre hoy y mañana, y así dar por concluido su desafio. Hasta el momento ha recaudado más de 36.000 euros con la venta de millas solidarias.

La página de Facebook de Darío Noseda colgó el siguiente texto en su muro: “Un agradecimiento especial a los españoles. Todo comenzó desde Tenerife, donde Darío fue aceptado como un hermano y ahora, en un momento de dificultad, con pocos alimentos y muy poca agua a bordo, todavía los hispanos son protagonistas en esta aventura. Dario se reunió con un barco español, el Ocean Dream, que le dio comida, agua y energía en abundancia. ¡Muchas gracias!”.

El Star en el que navega Noseda es una embarcación diseñada en 1910 para regatas costeras. Fue olímpica hasta 2012. El navegante italiano ha adaptado el velero con una pequeña cabina para su desafío en solitario. Su intención era navegar hasta Barbados sin escalas, pero diversas circunstancias le obligaron ha parar en Cabo Verde y situar el fin de su reto en Martinique, a donde se dirige el Ocen Dream. Su encuentro con este barco ha sido providencial y, como el mismo afirma, le ha salvado la vida.

oceandream2017.com