Aransas Pass (Golfo de México)

Actividad centrada en la pesca

Aransas Pass es una población costera del condado de San Patricio, en el estado de Texas, frente a Corpus Christi. Cuenta con una población cercana a los 10000 habitantes, y centra una gran parte de su actividad en la pesca deportiva, uno de sus mayores incentivos.

Nos encontramos en Texas, la famosa Texas elegida tradicionalmente por decenas y decenas de directores cinematográficos para filmar exteriores de gran relieve en sus películas del género western, gracias sobre todo a su arraigado historial en ese sentido, pero también por el paisaje árido y estéril de las regiones del interior, y a su aparente ¿desertización?

12

Si es así como pensamos no lo traslademos a la zona costera y a muchas zonas del interior, porque erraremos… Y ya que hablamos de esto creo que es hora de destruir viejos mitos, porque si algo sobra en esta población costera ubicada en la desembocadura del río Nueces, es precisamente agua, mucha agua, y pesca, mucha pesca también.

El río Nueces

Aunque el objetivo principal de este artículo se centre en la pesca de altura sobre aguas marítimas, no debemos olvidar que los aportes continuados de grandes cantidades de agua dulce ejercen una positiva influencia de cara a la pesca deportiva. Como ya sabemos, la mezcla de aguas dulces y saladas, convirtiéndose en aguas salobres, son ricas para toda clase de vida, y crustáceos, anélidos, pececillos, aves, reptiles, pequeños mamíferos, etc, etc, encuentran su hábitat ideal conformando un gran menú para los predadores, que fijan sus cazaderos en base a su tamaño y a sus necesidades, sobre todo en una zona donde la profundidad media ronda los 1,5 – 3 metros para una superficie de miles de kilómetros cuadrados.

El río Nueces debe su nombre a los colonizadores españoles, que lo bautizaron así por la gran cantidad de nogales que encontraron en sus orillas conforme lo iban explorando. Tiene poco más de 500 km de longitud y es el décimo río más largo de Texas, llenando varios embalses antes de verter sus aguas al golfo de México en la ciudad de Corpus Christi, frente a Aransas Pass, llenando dos grandes bahías (Nueces Bay y Corpus Christi Bay).

La pesca

Si ya conocemos zonas similares, como por ejemplo la desembocadura de nuestro río Ebro (es un ejemplo muy pobre por las dimensiones de uno y otro, pero puede servir como lugar de concentración de varias especies de medio y alto rango) comprenderemos que nos encontramos en una zona de privilegio, donde abunda la pesca deportiva en todos sus niveles; lo mismo podemos clavar un jack de 10 kilos a mosca o spinning desde la terracita de su bungalow mientras las brasas humean en la parrilla, que desde las pasarelas del puerto, los muros de contención o desde embarcación, dentro de los canales o fuera de la gran bahía, a mar abierto y dentro ya del golfo de México. Y cito un carángido de los más apreciados por los deportistas de la caña, pero también podríamos hablar de grandes tarpones, corvinas, red drums, wahoos, red snappers, meros gigantescos de varias especies y todos los tamaños, permits, cobias, barracudas, tiburones, serviolas (las amberjacks son muy apreciadas) y varias especies de túnidos… Además de otras especies de río, ya en Nueces Bay, la más interior, donde se pueden lograr buenos ejemplares de seatrout y hasta black bass. Sí, son muchos los alicientes para perderse unos días por aquí.

18

El viaje

Como todos los viajes que cruzan el Atlántico, éste es un viaje largo y complicado, sobre todo si se quiere abaratar al máximo. En efecto, los vuelos directos entre las grandes ciudades son caros, y si recurrimos a las escalas bien podríamos parecer un paquete de correos saltando de aeropuerto en aeropuerto hasta llegar al destino. Las combinaciones desde Barcelona o Madrid son numerosas, vía Londres o París, o desde nuestras provincias a Madrid y de aquí a Nueva York, buscando Dallas o Houston como destinos finales. Antes de partir también hay que amarrar los desplazamientos en las pequeñas avionetas que unen las grandes ciudades y que resultan muy económicas, lo mismo que el alquiler de coches y embarcaciones.

Para no hacer publicidad, lo mejor es empezar por escribir Aransas Pass en el buscador de Google, añadiendo algunas palabras clave, como “Aransas Pass Charter Pesca”, y estudiar una por una las numerosas opciones que aparecerán, tanto para cerrar una corta estancia de pesca como para buscar alojamiento, restauración, supermercados, tiendas de pesca, negocios dedicados al chárter, etc, etc. Busquemos también desde el satélite de Google Earth y utilicemos el Street View… Podremos circular libremente por las carreteras y caminos de toda la zona, con imágenes de gran calidad, y podremos ver también la calidad de los apartamentos, barcos, etc. Hay muy buenas empresas, y muy serias, con servicios completos que incluyen jornadas de hasta 12 horas y más de pesca, con estancias en barcos nodriza o en bungalows, y un largo etc.

19

Si luego repasamos los servicios que ofrecen cada empresa dedicada al chárter de pesca, y buscamos la sección de Galerías en sus webs para ver algunas fotografías, nos sorprenderemos de muchas cosas, desde la variedad de especies disponibles hasta la cantidad que se pueden conseguir. Aquí sobresalen los red snappers y muchas especies de túnidos y escómbridos, pero eso tendrá mucho que ver con el tipo de pesca que usted quiera realizar.

Los escenarios

Los escenarios de pesca son múltiples y bien definidos. Cualquier aficionado, con una caña en la mano no tiene que caminar mucho ni romperse la cabeza para conseguir capturas de ensueño, tanto desde tierra como desde embarcación… Por supuesto, la pesca aquí va por especies, y dentro de las bahías las más abundantes son la spotted seatrout (Cynoscion nebulosus) o trucha de mar moteada, muy apreciada y perseguida, y el red drum o tambor rojo (Sciaenops ocellatus), especie que consigue grandes tamaños y que en la costa tejana es una de las especies a batir, pues muestra una gran potencia física en su defensa y garantiza combates inolvidables. Como dato curioso, estas especies viven precisamente en los estuarios, y esta zona es especialmente rica con ejemplares de ensueño.

Las seatrout se desenvuelven por la superficie, por lo que pueden ser pescadas con equipos de mosca o a spinning, con cualquier tipo de señuelos flotantes. Los pequeños poppers son ideales, así como los paseantes y los crankbaits de pequeños baberos. Los red drum muestran las mismas costumbres, pero su tamaño suele ser mucho mayor por lo que requieren señuelos más grandes y reforzados.

22

La pesca de estas especies, así como la de pequeños túnidos y escómbridos, no requieren el uso de una embarcación, ya que están presentes en todas las orillas y la zona es muy amplia, con base natural de hierba, bases fijas de construcción, rampas, pilares, pasarelas, muros, escolleras, puertos, etc. Un lance hacia aguas abiertas puede dar buenos resultados. No hay que olvidar que se trata de una zona pantanosa repleta de vegetación y que la naturaleza permanece virgen, con las sorpresas que puede deparar… Así, no deberíamos extrañarnos que en alguna ocasión un cocodrilo ataque nuestro popper y lo destroce… O una gran serpiente. Hasta un pelícano.

Ahora bien, si disponemos de una embarcación el número de especies sujetas a la acción de pesca aumenta notablemente, ya que fuera de las bahías, dentro ya del golfo de México, a las especies citadas se unen algunos picudos de gran interés, como los sailfish, o grandes dorados. De cualquier forma, los más buscados en base a su deportividad y su rango son los tarpones, los wahoos, las barracudas, las cobias y las serviolas.

Hablando de serviolas (amberjacks), hay compañías de chárter que son especialistas en su pesca, que programan de manera premeditada según los deseos del cliente. Esas jornadas también dejan tiempo para la pesca de la cobia, una especie muy fuerte y también muy valorada por los norteamericanos, que además la degustan con ganas por su extraordinaria carne y sabor. Sin olvidarnos de los wahoos y toda clase de túnidos y escómbridos, que comúnmente llaman “mackarellas”.

15

También hay clientes que prefieren la pesca de fondo con cebo natural, y el brumeo con pez vivo tras los grandes tiburones. En el primero de los casos es una locura, pues saliendo a mar abierto, dentro del golfo de México, cualquier roquedo sumergido más allá de los 30 o 40 metros puede garantizar inolvidables capturas de todo tipo de especies, tanto de fondo como de medias aguas y superficie, terminando una jornada con un balance inusual en comparación con lo que estamos acostumbrados a ver en otras zonas de pesca del mundo. Al llegar a puerto por la tarde, no es extraño ver los pantalanes cubiertos de toda clase de capturas, destacando entre todas las demás los red snappers y los carángidos.

Comprendo que viajar por cuenta propia es un riesgo enorme, pero en esta ocasión el riesgo es controlado y minimizado, ya que sólo hay que preocuparse de llegar hasta el destino final (Aransas Pass) y con tiempo suficiente como para probar todas las alternativas en las tres zonas disponibles (aguas semi dulces, aguas salobres y aguas saladas).

Tengamos en cuenta que una vez alojados cómodamente, y con nuestro equipo de pesca a punto, a la hora de salir de casa y planificar la pesca sólo debemos dejarnos llevar por nuestro instinto: hasta por el olfato podremos averiguar en qué dirección está el agua, que siempre la tendremos muy cerca (nuestra vivienda puede limitar con la bahía). Una vez en la orilla, probemos varios lances aplicando las técnicas propias del spinning: el jerking, el twitching, el walking the dog, stop and go, popping… Conforme veamos pasar el tiempo y nos vayamos fijando en el terreno, en todos los posibles escenarios, en las posibles ubicaciones que podemos ocupar, pensaremos también en las posibilidades de la pesca desde embarcación, que son infinitas. Llegados a este punto no me queda ninguna duda de que el siguiente paso se dirigirá hacia Port Aransas, a donde se llega por carretera y ferry. Aquí encontraremos la famosa Woody’s Sports Center, una tienda de pesca en la que encontraremos toda la información que necesitemos para emprender aventuras de gran calibre, navegando por el golfo de México, donde las capturas pueden llegar a tamaños exagerados, como en el caso de los meros gigantes y algunas especies de tiburones.

Eso sí, antes de empezar a pescar por cuenta propia hay que ponerse al día en cuanto a la legislación vigente y las licencias de pesca; en Estados Unidos la gente es muy disciplinada y recta, y para ellos hacer las cosas bien no es una obligación, sino un deber. Es decir, nadie hace nada que no se ajuste a la legalidad. Hay muchas especies disponibles para la pesca deportiva, pero como en todas partes, hay vedas para unas u otras, tamaños mínimos, fechas para el captura y suelta obligatorio o voluntario, especies prohibidas, especies protegidas.

26

En la misma tienda de Port Aransas podemos conseguir su licencia y trípticos plastificados donde vienen las especies de la zona, su época legal de pesca, el tamaño que deben superar y el número de ejemplares que podemos pescar.

Por lo demás, todo es barato en estas tiendas, donde puede comprar cebo vivo y muy variado, y toda clase de señuelos, cañas, carretes, complementos, ropa, etc. Los precios son tan asequibles que con lo que paga al facturar su vuelo por llevar un equipaje especial y un posible exceso de peso, puede comprar de todo… Luego, puede regalarlo, traerlo o donarlo a alguna empresa de chárter (es lo más común).

Comer y beber sin excesos también es relativamente económico. Sólo el alcohol es caro, y su tenencia, transporte y consumo está muy mal visto y en casos concretos, prohibido. Las normas de convivencia son elementales y ya veremos que todo el mundo trabaja, conduce a velocidad moderada, no hay ruidos extraños y sí mucha comprensión y ganas de ayudar al prójimo cuando éste se encuentra “perdido”. Como anécdota, se habla mucho el español… En realidad, Texas no tiene declarado un idioma oficial, aunque el más hablado es el inglés, que lo usa más o menos la mitad de la población. En segundo lugar se habla el español, ya que Texas fue parte integrante del Virreinato de la Nueva España durante la mayor parte de su historia, y de México durante unas décadas tras su independencia. Ahora bien, el español está en alza durante las últimas décadas, debido sobre todo a la importante inmigración de mexicanos e hispanos desde otros países hacia EE.UU.