Alerta: iel jigging vacía los mares!

“Los aficionados de la pesca recreativa que practican el jigging ponen en serio peligro los caladeros de las islas Canarias. Hay que prohibir esta técnica antes de que sea demasiado tarde. El jigging ha causado auténticos destrozos en las Canarias…. o al menos eso es lo que opinan los políticos con escasa información y presionados por ciertos sectores de la pesca”.

Thomas Komen

El pasado 1 de diciembre del 2015 se publicó en el BOE número 287 la “Orden AAA/2536/2015, de 30 de noviembre, por la que se regulan las artes y modalidades de pesca marítima y se establece un plan de gestión para los buques de los censos del Caladero Nacional Canario”. Este documento de 16 paginas que hace una larga descripción de diferentes artes, normas, buques y restricciones, tiene como objetivo fundamental – según dice – garantizar una explotación sostenible de los recursos pesqueros. La filosofía es muy buena ya que busca un desarrollo sostenible, “teniendo en cuenta de manera equilibrada los aspectos económicos, medioambientales y sociales”. Pero da la sensación de que se firmaron las cosas deprisa y corriendo, justo antes de las elecciones del 20 de diciembre sin haber consultado las partes ni tampoco basándose en informes que puedan sostener la prohibición de, por ejemplo, el jigging.

La regulación va dirigida al sector pesquero profesional, pero hay que saber que estas prohibiciones también son aplicables a la pesca recreativa. La inmensa mayoría de las artes descritas son artes que practican los buques de pesca profesional, como por ejemplo el cerco, trasmallo, palangre, nasas, tambores, artes de izada, etc.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 La prohibición

Para velar por la explotación equilibrada y responsable de los recursos pesqueros se prohiben 3 de las más de 20 artes de pesca descritas en el documento: el arrastre, el jigging y el curricán de fondo.

El primer arte prohibido en el Caladero Nacional Canario es el arrastre, debido a sus efectos devastadores sobre el fondo marino y su fauna. Los expertos coinciden en que la prohibición del arrastre tendrá un efecto positivo sobre los recursos pesqueros. Sobre todo si se tiene en cuenta el hecho de que hay muy pocas zonas aptas para este tipo de pesca en las Islas Canarias. Debido a su origen volcánico la gran mayoría de fondos son irregulares y rocosos. Esto hace que los arrastreros faenen y sobre exploten las pocas zonas arenosas que existen en el Archipiélago.

Las otras dos artes que se prohiben – curiosamente – son técnicas que suelen practicar los aficionados de la pesca recreativa, es decir el jigging y el curricán de fondo, bajo el pretexto que son técnicas que tienen como objetivo los piezas grandes.

El impacto del jigging

Está claro que el jigging y el curricán de fondo – como cualquier otra técnica de pesca – tienen su impacto relativo sobre los recursos pesqueros, pero la gran pregunta es: ¿es tan alto este impacto como son las artes de los pescadores profesionales? ¿Qué tiene mayor impacto: el conjunto de aficionados del jigging o las nasas, trasmallo, palangre, etc de los profesionales?

En otras zonas de España estudios (1) concluyen que la pesca submarina y la pesca de fondo son las técnicas de pesca recreativa que más impacto tienen sobre los recursos marinos. ¿En qué se basan los políticos cuando prohiben el jigging y el curricán de fondo?

El BOE hace referencias a estudios del Instituto Español de Oceanografía. Hemos podido contactar con los expertos del IOE Canarias y nos confirman que no existen estudios sobre el impacto de la pesca deportiva sobre los caladeros Canarias, pero que con el jigging y el currican de fondo se suelen pescar ejemplares grandes, “siempre peces en lo alto de la cadena trófica, o sea, más sensibles que otros por su lento crecimiento”. Y finalizan afirmando que no se pueden comparar la pesca profesional con la pesca recreativa ya que “La pesca profesional es una actividad económica productiva, la pesca recreativa es una actividad económica de ocio”. Según Oceana.org jigging tiene un impacto elevado al afectar sobre todo a grandes depredadores. A parte de esta falacia, no hay argumentos que indiquen que el jigging tenga más impacto sobre los recursos marinos que otras técnicas. Los patrones de los chárters de pesca consultados sobre la supuesta efectividad del jigging, coinciden en que la pesca con cebo vivo, por ejemplo, (por cierto – prohibido para la pesca recreativa, pero autorizado para los profesionales) es una técnica muchísimo más efectiva que el jigging.

jigging

Ha habido, hay y habrá abusos por parte de algunos aficionados de pesca que traen a puerto más pescado de lo permitido. Pero la gran discusión sobre si una técnica u otra tiene más o menos impacto se puede zanjar simplemente utilizando las herramientas que ya existen: respetar los cupos. Si se controlasen y se respetasen los cupos establecidos para la pesca recreativa, no se tendría que prohibir ninguna técnica. ¿Qué más da si traes a casa una sama pescada a jigging o pescada a fondo? Y si se fomentase cada vez más la pesca responsable y se suelta (parte) del pescado capturado, todos podremos disfrutar de nuestra afición, cuidando nuestros mares, sin tener que soportar estas prohibiciones arbitrarias.

Impacto económico

En Canarias hay 120 000 licencias de pesca, con lo cual no estamos hablando de una afición residual. Si añadimos todos los turistas que vienen cada año a pescar a las Islas, se llega a un volumen económico muy importante. Todos estos aficionados de pesca compran material (el material de jigging por cierto no es barato y hay una alta rotación de señuelos, hilo, bajos, cinturón de combate, guantes, etc) y cebos en las tiendas de material de pesca , contratan charters de pesca.

El sector náutico está muy vinculado al mundo de la pesca deportiva. Son muchos los aficionados de la pesca recreativa que son propietarios de una embarcación. Cada año ésta necesita su revisión anual, alguna reparación, los aficionados gastan combustible y pagan sus amarres.

La pesca deportiva y el jigging en especial tienen un impacto importante sobre el sector turístico de las Islas Canarias. Los charters de pesca consultados nos afirman que un 30% de sus salidas de pesca reservadas son para practicar el jigging.

Prohibir o incentivar?

En vez de imponer prohibiciones arbitrarias, se debería incentivar la pesca responsable en el sentido amplio. El gran ejemplo a seguir es el Estado de Florida en EE.UU. que se autoproclama la capital del mundo para la pesca deportiva. Ahí existen cupos por especie y la gente las respeta. Cada uno puede traerse su pescado a casa, pero sin pasarse. Canarias podría ser la capital Europea de la pesca deportiva; tiene todos los ingredientes para transformarse en la Mecca para la pesca deportiva en Europa. El turismo relacionado con la pesca deportiva, no viaja necesariamente en temporada alta y podría llenar esos meses tranquilos. Y por último queremos subrayar que este tipo de turista dispone de un nivel adquisitivo medio alto; ganarían las tiendas de pesca, los charters de pesca, hoteles, restaurantes, etc. … Ganarían los Canarios.

(1) 3 Coll, J., Linde, M., García-Rubies, A., Riera, F., & A. M. Grau (2004). Spear fishing in the Balearic Islands (west central Mediterranean): species affected and catch evolution during the period 1975‑2001. Fisheries Research, 70: 97‑111.http://eu.oceana.org/sites/default/files/421/comentarios_oceana_porn_tagomago_balearic.pdf